MIEMBRO DEL SISTEMA NACIONAL DE CREADORES DE ARTE
MIEMBRO DEL SISTEMA NACIONAL DE CREADORES DE ARTE

Nos complace anunciar el reciente premio al Creador Emérito de Baja California, 2018 que por unanimidad se le otorga  a Virginia Hernández.

DRAMATURGIA DE VIRGINIA HERNÁNDEZ

Virginia Hernández (Ixtapa Nayarit, enero 31 de 1959) Egresada de la Licenciatura en Literatura Dramática y Teatro de  la UNAM, es además  Socióloga y Maestra en Ciencias Sociales por la UABC. En su propuesta dramatúrgica se percibe la influencia de su formación sociológica al abordar temas sociales como la migración y su predilección por dar voz a personajes en situación vulnerable como los niños y las mujeres. Asiste a talleres de dramaturgia con Hugo Salcedo, Vicente Leñero, Enrique Mijares, Jaime Chabaud, entre otros.

 

Es  dramaturga, actriz, directora de escena, y cuentista. Ha sido maestra, investigadora, y tallerista en la Universidad Autónoma de Baja California, así como en asociaciones independientes en Baja California. Actualmente es codirectora de la Compañía Ensamble-Teatro y  Miembro del Consejo Consultivo del Instituto de Cultura de Baja California.

 

De 1990 a 2014, asume la dirección del Taller Universitario de Teatro de Ensenada de la UABC. Entre sus puestas en escena más representativas se cuentan: Las dulces compañías de Oscar Liera (Muestra Nacional de Teatro de Xalapa, 1995), Guerrero Negro de Rascón Banda (XX Muestra Nacional de Teatro, 1999 Tijuana, B.C.) y La zona del silencio de Antonio Zúñiga (IV Encuentro Regional de Teatro, 1998, Tijuana, B.C.). En 1999, 2000 y 2001, organiza y coordina  junto con Fernando Rodríguez Rojero “El Festival: teatro para los niños” con el que se inicia un proceso de profesionalización de los colectivos dedicados a las artes escénicas para público infantil.

 

Ha escrito una veintena de obras dramáticas y 11 cuentos. Su textos han sido editados en México, España, Cuba  y Argentina y ha sido objeto de análisis en Italia, Estados Unidos y México y representados en las Muestras Nacionales de Teatro (Tijuana, 2004 y Toluca, 2015).

 

En el ámbito nacional ha sido jurado del área de Teatro en los Proyectos del FOECA (Baja California Sur, 2001); Miembro de la Comisión Dictaminadora del PACMYC (Baja California, 2002); Jurado en el área de Teatro de los Premios FOECA (Sinaloa, 2009). Becaria del FOECA “Creadores con Trayectoria” (1997,1999 y 2006); Premio Nacional de Literatura “Ciudad de Mérida” (2000); 9º. Programa Nacional de Teatro Escolar (2003); Premio Nacional de Teatro Infantil y Juvenil (Jalisco, 2005); Premio Estatal de Literatura (1998, 2006 y 2014).

 

En el ámbito internacional: Por su obra Border Santo recibe Mención Honorífica y publicación en el Premio “María Teresa León” para dramaturgas Iberoamericanas de la ADE (España 2001); en 2010, es seleccionada para formar parte de la Antología de Teatro Latinoamericano (1950-2007) Tomo II “Premio Teatro del Mundo 2010”  editado por la Universidad de Buenos Aires. Su obra Ilegala, es invitada para ser incluida en: Visiones Conjuntas. Reflexiones sobre la Fénix de América de escritores mexicanos y cubanos (Cuba, 2010); en 2014 seleccionada por la Central School of Speech & Drama University of London, para participar en el Accidental Festival  en The Roundhouse en Londres, en el V Festival Internacional de Monólogos República Dominicana (2015) y en el IX Festival Internacional de Teatro CSN USA INC  (Nueva York, 2015) y es nominada para los premios ACE 2016, por la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York como mejor dramaturgia.


 

 

 

Los textos aquí publicados se pueden descargar para su lectura, si alguno es utilizado para otro propósito, como un estudio o investigación, agradecemos que se  incluya la referencia de esta página. Si se quiere llevar a escena alguna de las obras dramáticas se debe solicitar el permiso correspondiente a la autora, al correo electrónico: vickyhernandezlopez@hotmail.com

 

Teatro breve para párvulos (2015) (Premio Estatal De Literatura 2014. baja california) En El Que Entrega 7 Obras Para Público Infantil: bichos y hechizos, niño con Luna, Niño con Abuelo, Niño con Ángel, Niña con muñeca, Niña con Hermana, Niño con Guerra, con temas como la muerte, la discapacidad, el abuso sexual, el suicidio, la violencia latente, la prostitución y la guerra. http://www.elseptentrion.com/2016/11/06/presentacion-teatro-breve-para-parvulos/

 

 

 

Teatro breve para párvulos son siete pequeñas dosis que se leen en un suspiro, pero el efecto que causan es duradero. Se requiere tiempo para asimilar los variados asuntos de su contenido que van desde: la magia ancestral del mago de los sueños en “Bichos y Hechizos”; la capacidad de juego de un niño parapléjico en “Niño con Luna”; de cómo la evasión del maltrato físico se convierte en un vuelo sin retorno en “Niño con Ángel”; la percepción de la muerte y el manejo del duelo en “Niño con Abuelo”; la poética del abuso infantil en “Niña con Muñeca”; la sutileza del rapto, en “Niña con Hermana”; la belleza de la violencia en “Niño con Guerra”, y el síndrome de Ícaro visto desde las alcantarillas, en “Niño con Laberinto”. (Cabe destacar que este último texto por cuestiones de censura no se incluye en el libro.)

 

 

 

Rodríguez, Fernando (2017). Presentación. Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil 2017, Ciudad de México, México.

 

http://www.elseptentrion.com/2016/12/16/mas-alla-de-la-inocencia/

 

 

 

No crea el lector adulto que hojea este libro que, por dirigirse a niños pequeños, propone una dramaturgia simple y dulzona. Lo que sus páginas guardan va mucho más allá de las ideas convencionales sobre las capacidades infantiles. Virginia Hernández toma en serio a los filósofos preescolares que van por el mundo indagando el porqué de las cosas y les entrega una colección de obras cargadas de poesía e inteligencia.

 

Hiriart, Berta (2015). Dramaturga y Crítica Teatral. Jurado Calificador. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. Ciudad de México, México.

 

 

 

Descarga
Teatro breve para párvulos.pdf
Documento Adobe Acrobat 798.7 KB

        I.          DRAMATURGIA QUE EXALTA LOS ESPACIOS GEOGRÁFICOS Y LAS TRADICIONES BAJACALIFORNIANAS  

 

 

Los guardianes del tiempo (2000, 2005)        

(Premio Estatal de Literatura 1998“Palabra Mágica”)

Pone en relieve la geografía Regional, rescata historias indígenas de tradición oral sobre las montañas icónicas de la península: El Centinela (Mexicali), El Cuchumá (Tecate) y El Vigía (Ensenada) a la vez que genera en el público infantil y juvenil un sentido de pertenencia a estos espacios mítico-cotidianos

 

 

 

En Los Guardianes del Tiempo el impulso genesíaco que anima a la autora en este colosal proyecto de entender y hacer suyo el paisaje y la temática regionales, posee doble mérito porque, además, va dirigido a establecer un diálogo vivificador –de recuperación y de orgullo, de identidad, pero también de universalidad- con los niños y con los jóvenes de esa zona fronteriza en la que ella misma habita.

 

Mijares, Enrique (1999). Catedrático-Investigador de la Universidad Juárez de Durango. México.

 

 

 

Descarga
LOS GUARDIANES DEL TIEMPO
Obra de teatro para niños. Premio Estatal de Literatura 1998, Palabra Mágica
los guardianes del tiempo.pdf
Documento Adobe Acrobat 282.8 KB

BORDER SANTO

·         (2001).  Mención Especial en el Premio “María Teresa León, 2000” Dramaturgia Iberoamericana de la Asociación de Directores de Escena de España. No. 32, Barcelona, España, 2001.

 

·         (2003). Teatro de Frontera 11 México: UJED-Espacio Vacío/ Conaculta-INBA/ Ateneo Puertorriqueño pp. 57-97

·         (2004). Dramaturgas contemporáneas mexicanas. Comp., textos y trad. de Silvia Peláez; fotografías de Christa Cowrie. CD. (Colec. Creadores y Personalidades, de la Biblioteca Digital 1)

 

·         (2010).  Antología de Teatro Latinoamericano (1950-2007) Tomo II. Compilación: Lola Proaño Gómez- Gustavo Geirola. Pp. 653- 692. Argentina: In Teatro Editorial (Colección Estudios Teatrales). Buenos Aires, Argentina.

 

Una propuesta “fronteriza” tanto en su materia dramática como en su tratamiento, concretado en breves escenas, que se articulan en torno a la entrada ilegal de los espaldas mojadas en el paraíso del dólar. (Manuel F. Vieites)

 

 

 

Descarga
BORDER SANTO
Publicada en el premio internacional para dramaturgas latinoamericanas "María Teresa León" en España
Border Santo.Virginia Hernández.pdf
Documento Adobe Acrobat 273.2 KB

VIRGINIA HERNÁNDEZ. TEATRO DE FRONTERA 15

 

·         (2005).  Virginia Hernández. UJED- (Teatro de Frontera 15) Espacio Vacío/ Conaculta-INBA 2005, pp. 161-201 Durango, México. [Incluye las obras: Vudú, Los guardianes del tiempo, Border Santo, Duodécimo, Sanborn´s light, Expresso Norte, Paso de Ballenas, La Pepena y La ciudad de las moscas]

 

 

 

 

 

ILEGALA

 

 

 

·         (2010). Visiones Conjuntas. Reflexiones sobre la Fénix de América de escritores mexicanos y cubanos. Terra dell´ Arte/ UNEAD / Unión Francesa.  pp. 124-146. La Habana, Cuba

 

 

 

·         (2013).  Dramaturgia del Noroeste. México: Universidad Autónoma de Sinaloa/ Universidad Juárez del Estado de Durango /UJED pp. 99-116. Durango, México. 

 

 

 

Ilegala -palabra en femenino forzado por las circunstancias en un mundo cuya gramática todavía no aprende a diversificar los géneros- , un texto donde la protagonista es la mujer que apela a la solidaridad de otras mujeres, aquell@s adalides de la historia de la humanidad cuya presencia y actividad destacan como defensoras de los derechos y las igualdades. La factura de esta obra obedece a la madurez tanto literaria como de militancia en las causas sociales que la autora ha sostenido a lo largo de su vida. Sí, la sola lectura de Ilegala nos precipita en un vertiginoso monólogo habitado por múltiples voces. (Enrique Mijares)

 

 

 

 

 

Descarga
ILEGALA
Ilegala. Virginia Hernández.pdf
Documento Adobe Acrobat 257.1 KB

LA CIUDAD DE LA MOSCAS

·         (2008). Hotel Juárez. Dramaturgia de Feminicidios. México: UJED- Espacio Vacío / Conaculta-INBA (Teatro de Frontera 22/23) Durango, México.

 

La personificación de Juárez y las referencias mítico-bíblicas en La ciudad de las moscas de Virginia Hernández, se combinan con el concepto grotesco de las mujeres difuntas convertidas en moscas, símbolo de la muerte y la putrefacción. (Rocío Galicia)

 

 

 

Descarga
LA CIUDAD DE LAS MOSCAS
La creación de esta obra parte de los feminicidios de Ciudad Juárez, Chihuahua México
La Ciudad de las moscas. Virginia Hernán
Documento Adobe Acrobat 162.6 KB

SANBORN’S LIGHT

·         (2002).  Sanborn´s Light. Centro de Artes Escénicas del Noroeste. Col. Los inéditos, 11. Tijuana, Baja California.

 

Parodia de la situación donde los personajes, con oficios con los que podría reconocerse cualquiera, se transforman en marionetas imparables hablando, actuando y viviendo a una velocidad fuera de registro (…) Es evidente la malicia de esta autora que de inmediato exhibe su experiencia de los que es, de lo que puede y debe ser un teatro para la escena. (Vicente Leñero)

 

Descarga
SANBORNS LIGHT
Una crítica Mordaz a los malos hábitos alimenticios
Sanborns light. Virginia Hernández.pdf
Documento Adobe Acrobat 226.5 KB
Descarga
EXPRESSO NORTE
Habla sobre el surgimiento de los Estudios Fox, en Rosarito Baja California México
Expresso Norte. Virginia Hernández.pdf
Documento Adobe Acrobat 302.2 KB

PEDIR SIN MERECER O LOS COFRECILLOS DEL DIABLO.

 

(1995). El Centavo. Revista teatral  No. 197. Morelia, Mich,

 

 

 

 

 

 

 

Descarga
PEDIR SIN MERECER O LOS COFRECILLOS DEL DIABLO
Pastorela de Virginia Hernández
Pedir sin merecer o los cofrecillos del
Documento Adobe Acrobat 2.9 MB

         DRAMATURGIA QUE EXALTA LOS VALORES SOCIALES Y LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS.

 

 ¿A Qué Jugamos? (2006,2010) (Premio Nacional de Teatro Para Niños 2005, Jalisco) en donde pondera el valor de la amistad y el derecho de los niños al juego.

 

¿A qué jugamos? de Virginia Hernández indaga en el universo inasible de dos niños que desdoblan su imaginación en personajes que les permiten romper con los espacios físicos convencionales para que –luego de una serie de peripecias- lleguen a la valoración positiva de uno hacia el otro.

 

 

 

Salcedo, Hugo (2005) Catedrático-Investigador de la UABC. Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte.

 

 

 

¿A qué jugamos?, pregunta muchas veces dicha y otras tantas escuchada, nos remite a la infancia, a la expectativa promisoria de la diversión, al devenir constante del juego del que no se espera el final, interrumpido casi siempre por la voz enérgica de la madre o el hermano mayor, que pone fin a la fantasía. Un cuarto, un ropero y una caja mágica le bastan a Virginia Hernández para construir una historia fascinante en la que predomina el tema de la amistad como valor imprescindible.

 

 

 

Rodríguez, Fernando, 2010. Presentación de ¿A qué Jugamos? Paso de Gato # 13. México.

 

Descarga
Una obra para niños divertida y aleccionadora que habla sobre la amistad
A qué jugamos.pdf
Documento Adobe Acrobat 360.2 KB
Descarga
DUODÉCIMO
Obra de teatro sobre el mundial de futbol
Duodécimo. Virginia Hernández.pdf
Documento Adobe Acrobat 196.6 KB

LOS FANTASMAS DE DOUGLAS

 

·         (2008). Premio Estatal de Cuento, 2006. México: ICBC/Gob. del Edo. pp. 13-79  Mexicali, Baja California. [Incluye los cuentos: Miramar, Los Ángeles, Calera, Huachinango, Pure, Southwest, Misa de seis, El desierto, La pequeña Tijuana, La Cacería, El hombre en el río]

 

·         Los fantasmas de Douglas, una compilación de once cuentos hermanados por la ilegalidad en su sentido más amplio: La ilegalidad de los personajes en el cruce de la frontera en busca del sueño americano; la ilegalidad en el sentido de la trasgresión de los cánones literarios del cuento, porque transitan de un lado a otro entre las dimensiones de la narrativa y el drama, trastocando a veces los terrenos de la lírica; ilegalidad en tanto traspasan impávidos las fronteras entre la vida y la muerte. La autora combinó elementos de la dramaturgia y retomó uno de los temas predilectos en su obra: Los indocumentados. (Miguel Ángel Avilés)

 

 

 

LOS FANTASMAS DE DOUGLAS

Miguel Ángel Avilés
avilesdiván@hotmail.com

El lenguaje, ese gran río de palabras, puede ser un disparo hermoso que infaliblemente va y pega ,con lacerante dulzura, en pleno corazón.

Un libro es una contemplación: agua en el fondo, agua inevitable que al asomarnos a él, nos pone frente a nuestro propio reflejo.

Los Fantasmas de Douglas, de Virginia Hernández , es un libro de cuentos pero también puede ser una obra en once actos que después de la tercera llamada nos coloca frente a frente con esa atmósfera que recubre al proceso migratorio y que va desde la nostalgia, el destierro, la ilusión, los sueños, la indolencia, el espejismo, la muerte.

Es el contar, a través de historias duras, la intentona, siempre inclemente, casi nunca con final feliz, de esas criaturas que han liado sus bártulos allá en la tierra del nacimiento y del sentimiento, con la sola idea de llegar a la frontera, moverse en la frontera, pasar por la frontera, parapetarse en algún lugar de la frontera o cruzar hacia el otro lado por la frontera.

Sí, la frontera: esa que ha de verse, en efecto, como la colindancia que divide a la adversidad mexicana del porvenir norteamericano, pero, sobre todo, como la última apuesta y la última esperanza de algunos para encontrar el sosiego económico perdido en su propio país. Irse, esperar, estacionarse, pernoctar, regresar o quedarse: en esta baraja de opciones esta la disyuntiva que se guarda a veces indefinidamente en la maleta repleta de quimeras que pesa en sus alforjas. Otros, no se si los mas, que también buscaban esto, lo único que encuentran es la muerte.

En estos cuentos brota, salta y está a la vuelta de cada página un combustible que les es común: la necesidad, que no ilegalidad, ese escurridizo concepto atribuido a los migrantes para confrontarlos, como si fueran sus caras, contra un sol ardiente: esa legalidad aparentada, una legalidad ficción, una legalidad podrida, agrietada que representa en escena una gran farsa donde dos actrices, la nación y la justicia, ejecutan un dialogo como escrito ex profeso, para dos envejecidas putas.

Compromiso, indignación, defensa, combate en el frente de batalla. Nudo en la garganta, denuncia, reporte o saldo de los daños de lo que hemos sido, de lo que estamos siendo en el iracundo tema de los migrantes. Todo esto pudiera ser este éxodo de historias que marchan rumbo al norte en un trote solitario, árido e infecundo pero que gracias a la prosa liviana, verosímil, diáfana y, creo que vale decirse, sabrosamente Rulfiana, esquivan la seductora trampa del panfleto y enderezan el rumbo hacia ese oasis fresco y dulce donde siempre abrevará con gozo la buena literatura.

Quien de los dos sufre mas pena: ¿el que se va o el que se queda? entona con añoranza esa canción y antes de responder uno mismo con pedante análisis, Cesar Vallejo emigra desde su tumba como ánima, como fantasma y obsesionado como siempre ante el problema de la vida y de la muerte, el poeta me echa una manita ofrendándome con delicadeza su sapiencia solidaria:

“Y yo te digo: Cuando alguien se va alguien queda. El punto por donde pasó un hombre, ya no está solo. Únicamente está solo, de soledad humana, el lugar por donde ningún hombre ha pasado.”

Ir rumbo al norte es ir cargando con un retrovisor sobre nuestra propia vida a cuestas que nunca dejas de ver. En el primer cuento nombrado Miramar, es un hombre a la mitad del río el que lleva en ancas ese pasado para contarle los recuerdos como una última canción de cuna a su hijo Chinto que no lo sabe o no lo quiere saber muerto como él quedará después, luego, enseguidita, a poco rato de que las balas han dado en el blanco:

“Mira, mijo, como se ven las luces de la ciudad; si hasta parecen luceros colgados del firmamento. Como racimos de mangos.”
“¿Te acuerdas de los mangotes que daba el árbol del camino a Miramar? Eran de lo de Gertrudis Sánchez. La ramas salían a encontrarnos al camino…y pos si a los mangos se les antojaba cruzarse los linderos, uno no tenía la culpa.”

¿Dónde están situados cada uno de estos hechos? ¿Dónde los cuentos de Los Ángeles, Calera, Huachinango, Puré, Misa de seis, El desierto, Tecún Umán (la pequeña Tijuana), La Cacería, El hombre en el río? ¿Dónde está lo corpóreo, el espíritu, los huesos hechos polvo, el recuerdo, la memoria, el olvido, el riesgo, el sacrificio, los deseos y las ansias de Juan, de Alminta Peinado, Paz Monteón, Don Ladislao, sus demás hijos. Donde el último respiro y donde la última exhalación de Albita de dos años y Jaime de Siete, de la propia voz del Desierto, del Padre Felicitas, de Rubén cazado a mordidas por lo perros y rematado con un balazo en el pescuezo por esos hombres de español masticado montados a caballo; o de Lupe el niño-adolescente que desde Veracruz se vino de trampita en los trenes o de aventón en los camiones hasta la frontera y un día, luego de guarecerse con otros mas en un galerón oscuro como su final, fue encontrado muerto en el desierto de Arizona “con claros indicios de haber sido violado numerosas veces”.

“Todos han partido de la casa, en realidad, pero todos se han quedado en verdad. Y no es el recuerdo de ellos lo que queda, sino ellos mismos. Y no es que ellos queden en la casa, sino que continúan en la casa” me responde de nuevo el propio Vallejo y se va volando quien sabe a que refugio.

Yo, mientras tanto, diviso un cielo azul grisáceo que se entiende por toda la orilla de Tijuana, de Nogales, de Piedras Negras, de Juárez, de Laredo, de Reynosa y siento la llegada de un vientecito fresco y sureño de esos que hay allá por Zacatecas, por Jalisco, por Guanajuato, por Ciudad Hidalgo Chiapas.

Y cuando señalo a esta última se aparece retadora, pesadamente frente a mí, la descomunal seño Torina, la de Guaraparí, indolente lenona de Tecún Umán, uno de los principales centros de prostitución de Centroamérica.

Tecún Umán, sí, ahí donde también habita “el Tambuco”, un hombre negro de lamosos dientes disparejos, con severo retrazo mental que un una vez llego de las Antillas y que ahora se afana como enterrador.

Estas son algunas de las criaturas que se alojan en el libro de Virginia Hernández, una autora que contrario a lo que hacia el Tambuco con los muertos, ella, convertidos en fantasmas, los exhuma y nos los presenta en carne viva a través de estos relatos.

Están ahí, en fila como yendo a la tierra prometida y justo en medio de todos partiendo el libro en dos, como muro, como franja, como malla, como un río bravo creciente y sumamente peligroso, está ese cuento que obvié con intención líneas arriba: Southwest, el que deja constancia del hombre blanco personificados por esos rancheros de Douglas que apuntan hacia el sur con sus rifles de caza entre las manos.

Estos cuentos, sin duda, pueden leerse como un palindroma literario. Inícielos de norte a sur o de sur a norte. En ambos polos, aun con el dolor que los parió, estará esperando al lector una frontera: La belleza.

María Elena López Ramírez a quien la autora dedica el libro, nuevamente ahora puede sentirse satisfecha: su hija, Virginia Hernández , le ofrece con esta obra, una prueba irrefutable mas de que le aprendió a imaginar sin miramientos.
--------
En la presentación de dicho libro. Reseña publicada el 27 de Abril de 2010.

Descarga
LOS FANTASMAS DE DOUGLAS
Los Fantasmas de Douglas (Cuentos).pdf
Documento Adobe Acrobat 382.8 KB
Descarga
LA PEQUEÑA TIJUANA
Premio Nacional de Cuento 2000
Virginia Hernández
LA PEQUEÑA TIJUANA.pdf
Documento Adobe Acrobat 83.7 KB